Bienestar fisico y mental.

Para  el bienestar físico y mental, se utilizan hoy en día los aceites esenciales, en estos se hallan concentrados las virtudes de la planta que se extraen.

La aromaterapia, rama particular de la herbolaria, utiliza aceites vegetales concentrados llamados aceites esenciales para mejorar la salud física y emocional, los aceites son tomados de las plantas, flores, cortezas y semillas para aprovechar sus múltiples propiedades en la aplicación de tratamientos terapéuticos y también de belleza.

Al hacer contacto con la piel es cuando los aceites esenciales demuestran su máxima efectividad, sus moléculas son tan pequeñas que penetran fácilmente los poros de la piel alcanzando el sistema circulatorio.

Muchos de sus compuestos químicos tienen, por tanto, efectos en el organismo: calman, tonifican, y estimulan.

La mejor manera de beneficiarse de sus propiedades es darse un masaje prolongado, que combine la inhalación con la absorción del aceite esencial.

Estas son las dos formas básicas por las que actúa la aromaterapia.

El masaje debe realizarse con las manos bien calientes, en un ambiente cálido y relajado, puesto que el calor permite que el aceite esencial penetre mejor. El uso adecuado de los aceites esenciales nos ayudará a fortalecer nuestro sistema inmunológico, aliviar dolencias comunes como el dolor de cabeza, el insomnio, la fatiga mental, el agotamiento físico, entre otros.

Un baño caliente es otra buena forma de aromaterapia: diluye unas gotas de aceite en el agua, eligiendo las plantas según quieras que relaje o estimule.

Otras aplicaciones son: después de caminar mucho, en especial en días calurosos, resulta sumamente eficaz y reconfortante envolver las piernas con un paño de algodón empapado en agua fría y unas gotas de aceites esenciales de menta y romero, que refresca y favorece la circulación.

Para conciliar el sueño es útil aplicarse un suave masaje en el dedo gordo del pie, con una gota de aceite esencial de lavanda.

Al usarse en contacto directo con la piel pueden irritar por su alta concentración de principios activos. Por eso se deben diluyen en otros aceites, como el de almendras dulces

Para las quemaduras y tratamientos específicos de la piel: unas gotas de aceite esencial de lavanda alivian enseguida las quemaduras y evitan las ampollas y cicatrices; y el aceite del árbol del té también se aplica directamente en granos o irritaciones.

Prueba estos maravillosos consejos y cuentame como te fue….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: