Aceite de Argan.

El aceite es muy rico en vitamina E y en ácidos grasos esenciales que refuerzan la piel y aumentan las defensas naturales contra las agresiones externas, devolviéndole su elasticidad, tonicidad y vitalidad. Con la edad los ácidos grasos esenciales van desaparecidos y provocan esas arrugas que hacen que la piel pierda su elasticidad, este aceite se aconseja especialmente para las pieles castigadas provocando un efecto hidratante, reestructurante y regenerante. Científicamente confirmado.

El aceite es inoloro y se puede aplicar en la cara, cuerpo, pelo y uñas, penetra rápidamente y deja la piel satinada no engrasa aportando todos los elementos nutritivos que la piel necesita.Es un producto noble y de lujo  El aceite de argan puro conviene a todas las pieles y a todas las edades. Sin perfume, ni conservantes, ni colorantes que puedan irritar.

 · Contribuye a la lucha contra el envejecimiento de las pieles deshidratadas.

· Ayuda a la piel a recobrar bienestar y belleza.

· Neutraliza los radicales libres.

· Alimenta la fibra capilar.

 CONSEJOS DE USO

 Cuidado facial

· Aplicar cada noche sobre el rostro y el cuello perfectamente limpios.

Cuidado del cabello

 Para devolver vigor y salud a los cabellos debilitados:

· Aplicar 30 minutos antes del champú en toda la longitud del cabello; lavar y aclarar. Por  lo menos una vez por semana.

·Para proteger los cabellos de los efectos deshidratantes de los baños de mar y del cloro:

– Utilizar el aceite rozando la cabellera.

Cuidado del cuerpo

 Para prevenir la deshidratación cutánea:

– Ungir el cuerpo 45 minutos (suave masaje) antes del baño o de la ducha.

Para estimular y vigorizar las zonas desvitalizadas que pierden elasticidad:

– Extender y frotar dulcemente para hacer penetrar el aceite

Usar y abusar hasta que vuestra piel vuelva a tener todas sus calidades de suavidad.

Se recomiendan suaves masajes en los pechos y abdomen durante la gestación para evitar

la aparición de estrías.

Cuidado de las uñas

Para revitalizar las uñas débiles y quebradizas.

– Lavar bien las manos, remojar las uñas en una mezcla de zumo de limón y aceite de cuidado en partes iguales, alrededor de 15 minutos, por lo menos una vez por semana.

Contra indicación: ninguna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: