Los Beneficios De La Salvia

La salvia (en ingles sage) ha sido utilizada por miles de años y es conocida como la hierba culinaria. En la Edad Media se pensaba que promovía la longevidad. La salvia crece aproximadamente a una altura de tres pies y proporciona una fuerte y distintiva fragancia. Es muy parecido a un arbusto de ramas abundantes y produce brotes de hojas muy densos y aterciopelados de color gris verdoso. Esta planta necesita buena tierra un buen drenaje y sol. La salvia es originaria de la región del mediterráneo y su nombre es proveniente del latín (salvare) que significa salvar o curar.


Los agentes activos de la salvia están distribuidos por toda la planta a diferencia de otras plantas en las cuales solo es útil una parte solamente, de la salvia se puede usar por igual las hojas, flores y los tallos tiernos. Con las hojas frescas se pueden hacer tinturas. Los aceites esenciales incluyen alcanfor, tuya y eucalipto. También posee componentes amargos como taninos (como ácido rosmarínico), flavonoides y otras sustancias que tienen un efecto antisudoral y estrogenito.

La salvia puede ser utilizada con frecuencia para las infecciones del tracto respiratorio, las congestiones nasales, la tos, la amigdalitis y los dolores de garganta. Es tamben un buen estimulante del apetito y alivia la indigestión. Tiene un efecto beneficioso sobre el hígado. Es utilizado también para la fiebre, la sudoración nocturna o nerviosa y para los problemas del riñón y del sistema urinario. En algunas mujeres puede aliviar los síntomas de la menopausia. La salvia alivia las inflamaciones y el nerviosismo.

Existen varias formas de utilizar la salvia en remedios caseros para tratar distintas condiciones como por ejemplo:
Te de salvia: Para preparar el te vierta una taza de agua hirviendo sobre ½ cucharadita de salvia y deje en remojo por diez minutos. Tome una a dos tazas al día.

Vinagre de salvia: Para preparar el vinagre ponga primero las hojas de salvia en una botella y luego añada vinagre de vino sin destilar.

Aceite de salvia: Primero diluya el aceite esencial en agua o también puede hacerlo con aceite de masaje. No lo utilice nunca sin diluir.

Pastillas y Tinturas: Muchas de las pastillas que se consiguen en los comercios para tratar la tos contienen salvia. La tintura se puede utilizar para hacer gárgaras

Almohadas de salvia: Rellene una pequeña almohada con unas cuantas hojas secas de salvia para lograr un efecto de un buen sueno reparador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: