Descubre los poderes ancestrales de la MENTA!

“Si alguien es capaz de relacionar todas las propiedades de la menta, sin duda sabrá también cuantos peces nadan en el océano índico.”
……Eso dijo un tal Wilfried de Strabo por allí, en el siglo XII, y evidentemente sabía lo que decía, refiriéndose a las múltiples prestaciones que nos ofrece esta hierba que conocemos como menta, y la que acompaña a la humanidad ya durante miles de años, deleitando- y cuidándonos.

El aceite de menta encuentra ya desde la antigüedad múltiples aplicaciones para contrarrestar muchas de las pequeñas molestias que nos ocurren cada tanto. En el papiro Ebers, una colección de recetas medicinales del año 1550 A.C., ya está mencionada explícitamente. Los egipcios usaron la planta en las formulaciones de varias medicinas, especialmente para contrarrestar dolores del vientre.

El aceite de menta es uno de los más usados en Aromaterapia y es de los muy pocos que se pueden usar en ciertas aplicaciones con cuidado y moderación, en forma pura, sin ser diluido. El cuerpo humano está mayoritariamente constituido por líquidos que sirven por un lado para alimentar los tejidos y sus distintos partes funcionales, y por el otro lado cumplen el rol de eliminar los deshechos, las toxinas y los demás elementos dañinos. El aceite de menta tiene la propiedad de poder ayudar el fluir de estos líquidos, debido a su poder de dilatación de la estructura muscular y de los vasos sanguíneos; así llega más oxígeno y nutrientes a las células y por el otro lado se facilita el drenaje de los deshechos a través del sistema linfático. El aceite de menta tiene en este sentido un poder regulador, ya que ayuda a drenar pero también provoca mayor flujo del líquido linfático en caso de ser necesario. !Casi no existe parte de nuestro cuerpo donde la esencia de menta no pueda actuar en forma benéfica! Otra de sus tantas funciones bondadosas, es su rol sobre el actuar del bazo, órgano linfático que cumple la importantísima misión de purificar la sangre y, sobre todo, de producir también las células linfáticas, las células “devoradoras”, cuya función es eliminar tanto “visitantes” no deseados, como también células enfermas.

Es antiséptico, antiespasmódico y refresca la nariz, la garganta y la cabeza. Se usa en caso de gripe, resfriados, tos y molestias asmáticas. Es expectorante y se recomienda inhalarlo (poniendo 4-5 gotas del aceite en agua caliente, inhalando los vapores, pero con cuidado para que no lleguen a los ojos) o frotar suavemente 1-2 gotas sobre las zonas problemáticas, como el pecho o debajo de la nariz. También pueden colocarse simplemente una ó dos gotas de la esencia sobre un pañuelo e inhalar el aroma. Tiene un efecto muy refrescante y depurativo sobre la piel la calma si está  irritada, limpia sus poros y retiene su humedad y su elasticidad natural, evitando envejecimiento prematuro.  Los poderes de la Menta son infinitos ….Descubrelos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: