Cuida tus pies como se merecen.

Es habitual que nuestras manos sean objeto de nuestra atención. Sin embargo, es necesario cuidar nuestros pies diariamente. Soportan el peso de nuestro cuerpo y sufren los cambios meteorológicos como cualquier otra parte de nuestro cuerpo. El verano para los pies supone una época de liberación pero si no prestamos atención también puede ser para ellos sinónimo de tortura.

Debemos prestar atención a nuestros pies. El calzado de invierno condiciona a los pies y no les deja respirar. Los meses de verano son la época ideal para rearcirse de esto, así pasear por la orilla del mar es un revulsivo para nuestros pies. La sal marina proporciona una textura fina y constituye un peeling natural para el cuidado de los pies. Es aconsejable que durante todas las épocas del año, lavemos los pies en agua con sal gorda. Posteriormente, podemos aplicarles cualquier crema hidratante y debemos masajearlos con movimientos circulares que los recorran. Además ayudará a nuestra circulación mantener las piernas en alto en nuestros momentos de descanso.

 Es importante secar los pies correctamente. Cualquier humedad que se quede entre los dedos puede provocar hongos o papilomas bastante desagradables. En la ducha podemos tener a mano piedra pómez que nos ayude a evitar que nuestros pies se agrieten o resequen. Además de estos cuidados sencillos y naturales, hay que saber elegir un calzado adecuado. Debemos librarnos de zapatos con demasiado tacón o totalmente planos porque llegan a ser perjudiciales para nuestra salud. Los pies necesitan encontrar en el calzado un complemento ideal y no un enemigo en su desarrollo.

10 Consejos facil para cuidar tus pies diariamente:

  1. Lávate los pies a diario. Mantener una buena higiene en los pies es esencial para prevenir infecciones. Asegúrate de lavar bien los tobillos, las plantas, las uñas y los espacios entre los dedos.
  2. Sécate los pies después de lavarlos. Sobre todo es importante secar los espacios entre los dedos, el exceso de humedad y el calor favorecen la proliferación de hongos y bacterias diversos.
  3. Aplica con regularidad un desodorante de pies. La función de los desodorantes especiales para pies evitarán la sudoración excesiva.
  4. Mantén la piel bien hidratada. El talón es la zona del pie que más hidratación necesita. Para evitar grietas, aplica el producto hidratante adecuado según el estado de tu piel.
  5. Utiliza medias o calcetines de tejidos naturales. El algodón resulta el mejor material; es recomendable evitar las fibras sintéticas.
  6. La forma de cortarte la uñas. Las uñas de los pies deberán tener forma recta-cuadrada. Es aconsejable limpiarlas.
  7. No compartas las herramientas para cortar las uñas o pieles. Sobre todo en caso de posibles patologías ungueales. No las compartas, incluso con otros miembros de la familia, les podrías transmitir las enfermedades.
  8. Utiliza un calzado cómodo, flexible y de anchura adecuada a tus pies. Los materiales preferiblemente deben ser naturales. Evita los tacones demasiado altos (máximo 2-4 cm)
  9. No camines descalzo por las duchas públicas. Podrías contagiarte de infecciones como el pie de atleta o verrugas. Protege tus pies con unas zapatillas adecuadas o escarpines de goma.
  10. Revisa periódicamente tu tratamiento ortopodológico. Ya sean plantillas de silicona, prótesis o soportes plantares, recuerda hacer revisiones periódicas. Los materiales se fatigan y no consiguen los objetivos fijados por el podólogo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: