Aromas que relajan, curan y estimulan

Nunca antes habian sido tan importantes las aromas para el ser humano como ahora, que siempre ha pensado que el uso de lociones y perfumes no es pura vanidad si no que lleva implícito a quien lo está oliendo, el auxilio de sus positivos efectos terapéuticos, estimulantes y relajantes. Hay aromas que atraen, que relajan, estimulan, inspiran, rememoran y también curan.

En medicina integrativa, aromaterapia, se entiende como el uso terapéutico de esencias extraídas de las plantas, nos dice Lorena Rodríguez del Spa Imagen.

Según la experiencia de los terapeutas, los aromas pueden dilatar o constreñir los vasos sanguíneos, servir como sedantes, relajantes o estimulantes, y actuar sobre las glándulas suprarrenales, los ovarios, la tiroides o en el proceso de digestión, también influyen sobre el metabolismo.

La medicina aromática, es una cura natural y desprovista de toda toxicidad.

Las substancias elaboradas por las plantas, además de ser muy variadas, son productos que tienen su origen en la química de la vida, es por eso su eficacia, afirma Rodríguez.

La fisioterapeuta Martha Szaga afirma que “la madre tierra guarda sus dones en la energía de sus frutos, de sus flores, sus hierbas, sus maderas; depende de sus aromas y de cómo los utilicemos que podamos recuperar la magia natural de los aromas”.

La única precaución es utilizar aromas realmente naturales. En aromaterapia las “falsificaciones” son frecuentes.

APLICACIONES. La utilización de estos aceites debe hacerse bajo control de un terapeuta especializado. Advierte Szaga que nunca se deben ingerir o aplicar sobre la piel aceites esenciales en su estado puro, aunque es posible vaporizar y sumergir el cuerpo en infusiones entibiadas.

Los aromas estimulantes son de la flor de angélica, canela, cardamomo, clavo, eucalipto, hinojo, jengibre, lima, menta, naranja, palmarosa, pino, pomelo y romero. Mientras que para relajar el cuerpo se utilizan aromas de ciprés, clavel, enebro, gálbano, cedro, mandarina, manzanilla, mejorana, mirra, rosa, sándalo y lavanda. El doctor Edward Bach, experto mundial en aromaterapia y médico homeópata, encontró asociando cinco flores (estrella de belén, prunnus cerasifera, clematis vitalba, hélianthémum nummularium, impatients glandulifera) un elixir para calmar una persona en estado de choque emocional.

canela

Tónica, estimulante, térmica, afrodisíaca, antiséptica, astringente, antidiarréica, estimulante, antiparasitaria y digestiva. Se puede ingerir como infusión y está indicada para la diarrea, impotencia, gripe y convalecencia.

Fuente: Manual de datos de los aceites esenciales de Robert Tisserand.

Eucalipto

Es antiséptico (sobre todo de las vías respiratorias), balsámico, anticatarral, desodorante, cicatrizante, fluidificante, antirreumático, antifebril y estimulante. Es común la vaporización combinada con otras plantas medicinales.

Fuente: Aromaterapia para practicantes. Ulla-Maija Grace.

rosa

Es antiinflamatoria, sedante, antidepresiva, afrodisíaca, cicatrizante. Los baños de rosas se utilizan para calmar el estrés, en personas con problemas de insomnio.

La lavanda casi tiene las mismas propiedades. En cambio, el romero es estimulante, energético, afrodisiaco. Indicado para las personas con cansancio mental y físico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: