Insomnio: 6 formas fáciles de vencerlo

El insomnio es un desorden del sueño que impide dormir durante
períodos prolongados de tiempo, e incluso puede impedir a una persona dormirse
por completo. El insomnio puede ser causado por un número de razones, tales como
la dieta, la tensión, las drogas o alcohol e incluso por ciertas emociones,
tales como el miedo o el pavor. A veces, una persona sufre de insomnio
sencillamente porque tiene una mente hiperactiva y otras veces quizás no pueda
dormir debido a otras razones físicas, tales como un dolor atroz. Sea la razón
que sea, para curar este desorden del sueño es importante entender exactamente
qué es lo que lo está causando.

Lo primero que debes hacer si te encuentras tumbado en la cama,
incapaz de conciliar el sueño, es determinar si puede haber algo que estás
haciendo a lo largo del día que pueda estar causando tu insomnio. Por ejemplo,
si bebes café hasta las nueve de la noche, no hace falta mirar más lejos para
saber qué está causando tu problema. La cafeína, sobre todo tomada por la noche,
tiene gran parte de la culpa de este desorden del sueño. Hay también ciertos
alimentos que pueden mantenerte despierto. Si no estás seguro sobre tu dieta,
sobre si lo que estás consumiendo a lo largo del día puede estar causando tu
insomnio, investiga un poco o habla con un dietético. Tomar ese último café
puede que te esté quitando horas y horas de ese descanso y relajo tan
necesarios.

Hoy en día muchas cosas pueden quitarnos el sueño: La crisis económica, los problemas laborales o familiares y hasta los cambios de horario para ahorrar energía eléctrica. Afortunadamente existen algunas estrategias sencillas para tratar el insomnio:

  1.      Procure pasar al menos 30 minutos diarios al aire libre. La luz del sol ayuda a regular los ritmos  circadianos del organismo.
  2.      Deje de tomar líquidos unas horas antes de irse a la cama para que no tenga que levantarse a orinar durante la noche.
  3.      Evite las comidas ricas en carbohidratos al menos dos horas antes de irse a dormir. Según algunos expertos, esto ayuda a alcanzar un sueño más profundo.
  4.      Procure hacer ejercicio diariamente, pero no lo haga en las últimas cinco horas antes de irse a la cama. Una caminata al aire libre por la mañana le ayudará a cumplir los puntos uno y cuatro al mismo tiempo.
  5.      Algunos alimentos pueden favorecer el sueño en algunas personas. Intente probar con leche, atún, almendras, aguacate y avena.
  6.      Evite tomar café  u otras bebidas con cafeína durante la tarde y noche.

Sin embargo, si estás libre de tensiones, aparte de la tensión de
no poder dormir, prueba con un experimento. Prueba a comer diversos alimentos o
prueba a eliminar ciertas cosas de tu dieta. Si de repente encuentras que
duermes como un bebé, has encontrado al culpable. La llave es escuchar a tu
cuerpo. Tu cuerpo necesita el sueño para recargarse y tú necesitas dormir para
que no seas tan gruñón con tus compañeros de trabajo por la mañana. Hazte un
favor y descubre qué está causando tu insomnio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: