Tal vez mañana puede ser muy tarde

Si estas enojado con alguien, y nadie hace nada por arreglar la
situación…arréglala tu.


Tal vez hoy, esa persona todavía quiera ser tu amiga,

 y si no la arreglas, tal vez mañana puede ser muy tarde.





Si estas enamorado de alguien, pero esa persona no lo sabe…díselo.


Tal vez hoy, esa persona también este enamorada de ti y si no lo dices hoy, tal vez mañana puede ser muy tarde.









Si te mueres con ganas por darle un beso a alguien… dáselo.


Tal vez esa persona también quiere un beso tuyo, si no se lo das hoy, tal vez mañana será muy tarde.







Si todavía amas a una persona que crees que te ha olvidado… díselo.


Tal vez esa persona siempre te ha amado y si no se lo dices hoy, tal vez mañana será muy tarde.









Si necesitas un abrazo de un amigo… Pídeselo.


Tal vez ellos lo necesitan más que tu, y si no se lo pides hoy, mañana será muy tarde.





Si de verdad tienes amigos a los cuales aprecias… díselo.


Tal vez también te aprecian, y si se van o se alejan, tal vez mañana puede ser muy tarde.







Si quieres a tus papás, y nunca has tenido la oportunidad de demostrarlo… hazlo.


Tal vez hoy, tienes ahí para demostrárselos, pero si se van, tal vez mañana puede ser muy tarde.

 Una de las cosas mas tristes de la vida es cuando conoces a alguien que en un momento lo significa todo y al final te das cuenta que no era para ti y lo tienes que dejar ir…. pero…. cuando la puerta de la felicidad se cierra… otra puerta se abre, lo que pasa es que algunas veces miramos tanto tiempo aquélla puerta que se cerró, que no vemos la que se ha abierto frente a nosotros.
Es cierto y una pena que no sepamos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos lo que nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.
Dale a alguien todo tu amor, nunca es seguro de que te amará, pero no esperes que te amen, solo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona, y si no crece …. se feliz, porque creció en el tuyo.
Hay cosas que te encantaría oír pero que quizá nunca escucharas de la persona que te gustaría que te las dijera, no seas tan sorda como para no oírlas de aquella que las dice desde su corazón.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: